Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Candados de Cadena - Máxima Seguridad en Cualquier Momento

Las bicicletas son valiosas, una inversión que hay que proteger a toda costa. Entre las medidas antirrobo para bici más populares, los candados de cadena (los famosos candado pitón) ofrecen una buena relación calidad/precio. Son fáciles de usar y garantizan que tu bicicleta siga allí donde la dejaste. Construidos en materiales robustos, forzarlos requiere de una logística que está al alcance de pocos. Estas dificultades reducen considerablemente el número de amenazas a las que se enfrenta la bici. Disponibles en colores y grosores variados, presentan compatibilidad con todo tipo de bicicletas. Leer más

¿Cómo funcionan los candados de cadena?

La principal función de un candado de cadena, al igual que ocurre con otros candados, es asegurar la bicicleta para que nadie se la lleve. Las bicicletas son productos costosos. Hasta las bicicletas urbanas de gama tienen componentes que pueden ser golosos para los amigos de lo ajeno, así que, para evitar que nos la roben y desguacen, conviene atarla firmemente con una herramienta que, por otra parte, sea respetuosa con la propia bicicleta.

Los candados de cadena pasan por entre los tubos del cuadro de la bicicleta, las ruedas y variados elementos fijos del entorno urbano, como las farolas, los árboles o los aparcamientos de bicicletas, especialmente diseñados para albergar y atar la bici a un lado. Así, cuando alguien tire de ella para llevársela, se encontrará con una fuerte resistencia que, una de dos, o le obligará a quebrar la cadena o arrancar ese elemento del mobiliario urbano al que está unida. Como lo habitual (y más sencillo) es romperla, interesa que la cadena sea un sistema antirrobo eficiente y resistente, que solo se pueda cortar con herramientas especializadas como una cizalla y, en casos extremos, una radial.

La idea es complicar todo lo posible la tarea del ladrón y que este tarde más de la cuenta en llevarse la bici. A más tiempo, más posibilidades existen de que terceras personas adviertan qué está haciendo y avisen a las autoridades.

Características de los candados de cadena

Los candados pitón se componen de dos partes: la cadena y el candado.

La cadena acostumbra a ser un cable de acero que ronda el metro de longitud. En ocasiones lo supera, pero también presenta formatos más cortos. Dependerá de los lugares donde la ates, ya que no todos presentan las mismas facilidades. Si viajas de aquí para allá y, principalmente, te mueves por un entorno urbano, los espacios disponibles son cambiantes. A más longitud de cadena, más facilidad para atar la bici a todo tipo de objetos fijos. La bicicleta también quedará más holgada, ahorrándote roces con farolas o la irregular superficie de un árbol.

El grosor de la cadena también es fundamental, ya que, cuanto mayor sea, mayores dificultades dará a las personas que quieran cortar sus eslabones.

A no ser que emplees una cadena tal cual, con sus piezas a la vista, la mayoría de candados de cadena presentan un recubrimiento en tela o caucho que las envuelven por completo. Esta protección tiene dos funciones: una estética, ya que estas telas se ofrecen en vistosos colores, con o sin mensajes y nombres de marcas; y otra protectora, evitando así el roce del metal con los componentes de la bici, por lo general, fabricados en aluminio. Este, si bien es un material resistente, puede rayarse con facilidad.

El candado de cadena, tras el primer uso, puede malograr un trabajo de pintura al que tenemos especial cariño. Por no hablar de los cuadros de carbono, mucho más sensibles a las rozaduras y, por supuesto, más golosos para los ladrones. El candado de cadena tiene que ser un amigo, no la herramienta que arruine tu bici.

En cuanto al candado, este también debe presentar cierta sofisticación para evitar que se fuerce fácilmente. Acostumbran a alojarse en una carcasa de plástico rígido, lo bastante resistente como para resistir a los golpes. Aun así, en el caso de que esta primera capa sucumba a la acción de los cacos, quedaría la estructura interna, en metal.

Que la carcasa del candado sea de plástico resuelve el mismo problema que el recubrimiento de la cadena: protege de posibles arañazos.

El candado de la cadena tiene que ser un mecanismo efectivo además de resistente. Fácil de abrir con el juego de llaves que se proporciona con la compra, que suele incluir varias por si alguna se extravía. Los mejores candados de cadena funcionan con llaves de acero inoxidable, resistentes tanto a un mal gesto como a los efectos del agua, aunque también encontramos cadenas de candado donde la cerradura dispone de capucha y, por lo tanto, queda 100% protegida a las erosiones y corrosiones externas.

Según el modelo, el candado adopta formas más o menos voluminosas. Predominan las redondeadas, integradas totalmente en el diseño de la cadena.

En sí, las marcas tratan de que sus candados pitón sean diseños ligeros. Al menos, en comparación con otros sistemas antirrobo más robustos, como los candados en U. El peso depende del diámetro y extensión de la cadena. Para opciones más compactas, la recomendación son los candados plegables.

Principales usos de los candados de cadena

Los candados de cadena son una defensa excelente y práctica, en especial, para riders que trabajan en el sector de la paquetería. Al cambiar constantemente de escenario e ir cargados con otros bultos, necesitan una protección que sea fácil de transportar; que, por ejemplo, puedan colgar del brazo hasta que vuelva a ser necesaria. Lo mismo ocurre en el ciclismo recreativo, donde interesa tener controlada la bici en todo momento. A nadie le gustaría hacer una pausa para el almuerzo y, al volver, descubrir que su medio de transporte ha desaparecido.

Muchas cadenas en el mercado incluyen un índice de seguridad respaldado por conocidas aseguradoras. Este número no sale por casualidad, aparece tras numerosas pruebas de resistencia y usabilidad, tras numerosos intentos de quebrar la estructura del candado. Tenlo presente a la hora de comprar tu nuevo candado de cadena.