El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Remolque Infantil para Bicicleta - Aventuras en Familia

El remolque infantil para bicicleta es un accesorio que redefine las salidas en familia, ya que ofrece seguridad en distintos tipos de trayecto, así como la garantía de que el peque gozará igual que tú del viaje, en su caso, como un privilegiado testigo de los senderos que recorras. Con estos carritos de bici para bebé, tan sencillos de instalar en tu bicicleta como un remolque de bicicleta convencional, también se incentiva el gusto por el ciclismo y, sobre todo, por la aventura en familia, ya sea un paseo al aire libre de domingo o una ruta llena de sorpresas. Leer más

¿Cómo son los remolques infantiles para bicicleta?

Los remolques infantiles para bicicleta se instalan en la rueda trasera, en la estructura del eje pasante de la rueda, de tal modo que no entorpezca su movimiento y se beneficie de la tracción. Como accesorio homologado, emplea un sistema de anclaje seguro y de sencilla instalación, con refuerzos que garantizan que este no se abra por accidente.

En sí, el remolque infantil es una estructura que recuerda a un cochecito de bebé, habitualmente, de tres o cuatro ruedas (pequeñas, las delanteras; grandes, las traseras), por lo que, en muchos casos, podrás emplearlo como transporte urbano gracias a su manillar y frenos. Según el modelo, el manillar puede ser ajustable para diferentes alturas, adaptándose así la estatura de los padres.

Según la marca, el remolque de bicicleta para niños puede ser más o menos grande o disponer de diferentes accesorios que amplíen sus posibilidades.

Los remolques de bicicleta son una alternativa atractiva a las sillas de paseo para bicicleta. Si bien son más costosos, el precio se compensa gracias a sus inagotables prestaciones. Además, requieren menos concentración y equilibrio por parte de los padres, así que, hasta cierto punto, pueden concentrarse en la conducción y disfrutar del paisaje. 

Características destacadas de los remolques infantiles

Los mejores remolques infantiles para bicicleta destacan por su confort y su estructura segura. Según la marca, podemos beneficiarnos de las siguientes prestaciones:

  • Adaptación para diferentes actividades. Muchos remolques para niños son válidos tanto para el paseo como para el running, así como actividades sobre nieve como el esquí. Para gozar de estas ventajas, nada más sencillo que desplegar las ruedas delanteras o sustituirlas todas por unos esquís que, o vienen con el remolque, o se compran por separado.
  • Confort excepcional. Los remolques infantiles cuentan con asientos que podrás reclinar con un sencillo gesto. Son asientos más anchos de lo habitual para que el peque cambie de posición a placer o los niños de más estatura no queden “encajonados”. El acolchado del asiento también es importante, en especial, que esté fabricado en materiales transpirables y fáciles de limpiar. En este sentido, funcionan de forma parecida a los remolques de bicicleta para perros, donde el pasajero se tiene que sentirse como un rey.
  • Espacio para carga. Los usuarios de cochecitos de bebé saben bien que nunca está de más disponer de un espacio de carga para pañales, toallitas y biberones. El remolque infantil para tu bici ha de tener en cuenta estas mismas necesidades, de ahí que la mayoría de modelos ofrezcan en la parte trasera un compartimento o bolsa de cierre hermético en el que podrás guardar todos estos objetos de primera necesidad.
  • Ventilación y visibilidad. El remolque para niños no es 100% estanco ya que necesita ventilar el interior constantemente. Para ello, cuenta con zonas en malla que facilitan el acceso y renovación del aire, así como la regulación de la temperatura, en especial, bajo la lluvia. Respecto a la visibilidad, recordemos que viajar en el remolque para bicicleta tiene que ser una experiencia positiva para los niños, de ahí que la zona frontal sea la que más contacto tiene con el paisaje y con la bicicleta que tira del accesorio. Los niños han de ver y oír en todo momento a sus padres o perderán confianza en este tipo de transporte.
  • Amortiguación profesional. Si la bicicleta se topa con un obstáculo, el remolque infantil también. Conviene que la suspensión sea lo más profesional posible para que la experiencia dentro del remolque sea cómoda e invite a repetirla. Muchas marcas emplean componentes de factura propia, probados en numerosas circunstancias, o directamente recurren a fabricantes especializados.
  • Seguridad. Además de una estructura robusta en materiales ligeros que faciliten el transporte, el diseño del remolque también puede incluir elementos reflectantes que faciliten la identificación del accesorio en momentos de escasa visibilidad. Algunos modelos incluyen luces traseras con su propia alimentación o activadas por el movimiento del remolque infantil.
  • Montaje. Un accesorio con tantas funcionalidades no debe ser intimidante a la hora de montarlo. Tampoco debe dar problemas al cambiar las ruedas. El remolque infantil, al igual que los carritos de bebé, se ensamblan sin necesidad de tornillos. Algunos modelos, para facilitar el almacenaje, son plegables parcial o totalmente.

Accesorios para carritos de bici para bebé

Las posibilidades de los remolques infantiles también pueden ampliarse con accesorios. La mayoría buscan que tu vida sea más fácil, en especial, cuando instales el carrito a la bici. Los adaptadores y espaciadores del eje pasante son un accesorio necesario si tu bicicleta se resiste a la instalación del remolque. Recuerda que los mejores remolques infantiles son compatibles con todo tipo de bicicletas, da igual si son recreativas, bicicletas de carretera o mountain bikes. Todas tienen eje pasante y, como ocurre con los remolques de carga para bicicleta, los ejes soportan una tensión tremenda cuando la bici tira del remolque para niños. Para modelos básicos, la presencia de correas de alta calidad es también fundamental.

Los remolques sin cobertura superior pueden reforzarse con protecciones solares que reducen el impacto de los rayos UV. De este modo, pedalearás con más tranquilidad si sabes que tu peque está bien protegido.

Entre las comodidades opcionales que puedes añadir a tu remolque infantil se encuentran útiles portavasos y bolsas donde tu hijo o hija podrá merendar sin ensuciar el interior del remolque. De todos modos, no te confíes, los peques siempre hacen de las suyas. ¡Te sorprenderán!