El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Las Mejores Herramientas para la Bicicleta

Reparar la bici o cambiar algunas de sus piezas en estos tiempos es muy fácil gracias a las herramientas para bicicleta que hay en el mercado. Con cierta experiencia, incluso dirás que es divertido desmontarla por completo. Atornillar con diferentes llaves no tendrá misterio alguno, ni extraer el piñón, tronchar una cadena, o sangrar los frenos. Todas estas actividades serán pan comido, tanto si empleas las herramientas individualmente como si utilizas los prácticos multiherramientas que reúnen los mejores utensilios del taller. Leer más

Una herramienta de bicicleta para cada problema

Enumerar las averías que puede sufrir una bici así como las tareas de mantenimiento a las que se puede someter es interminable. El consejo, en estos casos, es disponer de una serie de herramientas específicas que solucionen la mayoría de eventualidades que se dan en tu día a día. También, conocer mínimamente la bicicleta, saber de qué pie cojea cuando sales a rodar. Cada modalidad ciclista tiende a un tipo de averías.

Si tu intención es crear tu propio taller en casa, lo recomendable es conseguir herramientas para la bicicleta que solucionen los diferentes problemas surgidos del mantenimiento. Otra opción es apostar por las herramientas de bolsillo que puedas llevar en tus salidas.

Mantenimiento de la bicicleta

Aun realizando el mantenimiento de la bici en tu taller de confianza, una parte de esas actividades pueden hacerse desde casa cuando los profesionales no están disponibles o, básicamente, quieres ahorrarte unos euros.

Mantenimiento de la transmisión de la bici

Los cables y fundas del cambio de velocidades acumulan mucho barro y agua en cada salida. También influye la zona por la que te mueves, que te puede llevar a revisarlos con mayor frecuencia. Lo habitual es un par de veces al año, con la posibilidad de llegar a cuatro si ves que la fricción del cable aumenta.

Lo más probable es que tu bicicleta sea de un solo plato. En este caso, solo tienes que cambiar el cable y la funda del plato trasero. ¿Cómo hacerlo? Cortando las fundas nuevas a la medida de las anteriores, luego sustituyendo el cable y, finalmente, limpiando y engrasando el conjunto.

Revisar la tornillería

Más vale prevenir que perder un tornillo por el camino. Repasar que sigan firmes es una actividad sencilla y rápida. Para esta actividad, incluye en tu caja de herramientas un juego de las populares llaves Allen y, como requisito específico, una llave dinamométrica. Interesa que esta indique el par de apriete, las fuerzas con las que se debe apretar. Cada elemento de tu bici presenta un par distinto.

La revisión de la tornillería debe ser exhaustiva y pasar por la potencia, el manillar, las bielas, los ejes de las ruedas y cualquier otra pieza que incluya tornillería en su instalación.

Atender a los rodamientos de los bujes

Aunque cada buje es un mundo debido a los variados modelos existentes en el mercado, con especificaciones concretas según el fabricante, la mayoría de ellos necesitan herramientas concretas como las llaves de conos y, eventualmente, los extractores de rodamientos. Es uno de esos casos en los que una mala elección de la herramienta puede poner en peligro a la pieza.

Por suerte, es un mantenimiento que se hace de vez en cuando. La idea es tener los casquillos y los rodamientos impecables, limpios y algo engrasados para evitar así que se atasquen.

Sangrado de frenos

En ocasiones, dentro del circuito hidráulico de los frenos se pueden generar burbujas de aire. Los frenos comenzarán a fallar. Para remediarlo, nada mejor que un sangrado de frenos, una purga que los deje en su estado inicial.

Una tarea de esta magnitud requiere de numerosas herramientas para bicicleta, ya que tendrás que quitar la rueda trasera y extraer las pastillas de freno. Al trabajar con aceite y otros lubricantes, cualquier paso es complicado, ya que si este se vierte por el circuito, podría malograrlo. A tu disposición están los kits de sangrado, que incluyen las herramientas necesarias para extraer las burbujas. El estándar incluye una o dos jeringas, protecciones para el manipulado, el conducto de conexión y los adaptadores necesarios.

Cambiar cubiertas

Llegará un momento en que tendrás que cambiar la cubierta de la bici. Si bien las cubiertas son fáciles de introducir en la rueda, a la hora de extraerlas dan algo de guerra. La solución son unas palancas de neumáticos sencillas, resistentes y duraderas. Con un par tendrás suficiente.

Cambiar cadenas o pernos

Todas las atenciones que pongas en el desgaste de la cadena te evitará facturas mayores en el taller. A medida que la cadena se desgasta, la distancia entre pernos aumenta. No es un incremento llamativo, pero sí sintomático del estiramiento de la cadena. Esta separación es perjudicial para los dientes de los piñones y los platos, que pueden llegar a deformarse con el tiempo.

Para estas situaciones, recurre a un indicador del desgaste de la cadena. Te ayudará a realizar seguimiento de su deterioro. En caso de que ya sea tarde, incluye en tus compras una llave de cadena o un tronchacadenas, que como herramienta de bicicleta ocupa poco espacio, es económico y su rendimiento es espectacular.

Comprar herramientas de bicicleta de calidad

Las herramientas para bicicleta profesionales pueden intimidar a todos aquellos ciclistas que quieren hacer pequeños ajustes a sus bicis. Puedes llegar a pensar que con una inversión menor obtendrás los mismos resultados. Pero está demostrado que no, que la compra de herramientas de bicicleta de calidad facilita las reparaciones y los mantenimientos.

También sabrás que unas herramientas poco eficaces pueden echar a perder tornillos y piezas completas. La de casos que existen de tornillos maltratados por llaves de baja calidad que, tras docenas de arañazos, no se dejan desenroscar. No te arriesgues por unos euros, confía en productos homologados.

El consejo a la hora de montar el taller en casa es ir adquiriendo las herramientas en orden de uso, comenzando por las llaves Allen, los destornilladores (planos y de estrella), alicates o pinzas, un juego de llaves fijas, llaves Torx, tronchacadenas, llaves exclusivas para los pedales y un medidor del desgaste de la cadena.

A partir de ahí, puedes ampliar tu caja de herramientas con otras específicas. En pocos meses, dispondrás de un taller profesional.