Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Cassettes de Bicicleta - Guía de Compra

El cassette de la bicicleta es uno de esos componentes que requiere especial atención si queremos que nuestra bici rinda al 100%. Al igual que ocurre con otros elementos de la transmisión, existe tanta variedad de cassettes que la compra de uno nuevo puede convertirse en un quebradero de cabeza para los recién llegados al ciclismo. Velocidades, dimensiones y piñones de rosca son algunos conceptos a tener en cuenta a la hora de elegir el cassette de bicicleta. Dominarlos es dominar también tu bici y tu rendimiento. Leer más

¿Qué es el cassette de la bicicleta y cómo funciona?

El cassette de la bicicleta es una pieza fundamental en la transmisión de la bici. Se ubica en el buje y, sin él, básicamente, el pedaleo sería imposible.

Los cassettes se componen de un número de piñones variable (también llamados “coronas”). Los piñones presentan la misma forma circular y dentada que los platos de bicicleta. Es más, gracias a la cadena, ambas piezas están en constante comunicación y distribuyen la potencia de pedaleo entre la rueda trasera y delantera. Por el cassette pasa la cadena y, dependiendo del número de dientes, te encontrarás una respuesta distinta por parte de la bici. Los entendidos llaman a los dientes “marchas”, ya que actúan de una forma similar a las de los vehículos de motor. Dependiendo de la marcha, cada pedalada se traducirá en una mayor o menor distancia recorrida, característica que puedes aprovechar para establecer tu estrategia en distintos escenarios, ya que la marcha de una carretera sin apenas variaciones no es la misma que la de un sendero serpenteante y sembrado de altibajos.

Velocidades del cassette

Los cassettes de bicicleta son un factor activo en el cálculo de las velocidades (marchas) de la bici. Esta cifra surge de la combinación del número de dientes del plato con los del piñón. Las combinaciones son numerosas, siendo una cifra que responde a las exigencias del tipo de ciclismo que practicas. Que alcances más velocidades no quiere decir que el cassette sea mejor, ya que es muy posible que nunca llegues a usarlas todas.

Como ciclista, te verás en muchas situaciones en las que tendrás que cambiar entre marchas. Subir y bajar marchas es estratégico, ya que, por ejemplo, recurrir a las altas puede ser bueno durante el ascenso a una pendiente, ya que el esfuerzo será menor; mientras que, con una velocidad inferior, aumentará la potencia y el control de la bici, no tendrás la sensación que pedaleas más rápido de lo que la bicicleta puede ir.

El cambio entre velocidades también es un ejercicio preciso que, por lo general, requiere de un ritmo de marcha menor. Pedaleo y tecnología de cambio de marchas deben ir a la par o de lo contrario te puedes ver envuelto en un accidente o castigar innecesariamente a la transmisión, hasta el punto de acortar dramáticamente su vida útil o romperla.

Elegir el cassette según tipo de bicicleta

Al igual que cada recorrido tiene sus características, al rendimiento de los cassettes de bicicleta también les influye la bici en la que van instalados, principalmente, en lo que se refiere al número de marchas necesarias y las combinaciones de un mayor número de piñones y platos.

Cassettes para bicicletas de carretera

Al centrarse en la velocidad y el rendimiento en curvas y desniveles, los cassettes para bicis de carretera requieren 11-12 dientes en su marcha más alta. En la baja, rondan los 21-32 dientes. En resumen, su número de coronas está entre las 8-11 velocidades.

El uso que hagas de ellas depende de tu experiencia con la bici de carretera, aunque con estas cifras podrás embarcarte en puertos de montaña sin temer por tu condición física, en especial, la de las piernas. La cosa cambia al rodar en llano, donde tienes más margen de elección y las marchas cortas serán más que suficientes.

Cassettes para bicicletas de montaña

Las bicicletas de montaña funcionan de forma opuesta, ya que suelen requerir de cassettes con piñones más grandes que faciliten la marcha por terrenos abruptos, con obstáculos inesperados.

A diferencia del ciclismo de carretera, donde puedes pasarte un buen rato sin cambiar de marcha, en el MTB y sus disciplinas hermanas esos saltos serán más habituales, ya que los cambios bruscos de terreno están al orden del día. Los exclusivos cassettes para MTB garantizan más marchas, más distancias entre piñones que te concederán más margen de acción y reacción.

Por lo general, te irán bien los cassettes de 10-11 velocidades. Funcionan bien con plato doble y con los cada vez más populares monoplatos, conocidos por su fluidez y marchas de mayor versatilidad. Una vez más, para las bicis de montaña, los especialistas recomiendan cassettes de 10 velocidades con una relación de 11-40 dientes. Con este rango tendrás a tu disposición las suficientes marchas para afrontar distintos tipos de terreno o diferentes desafíos técnicos.

Identificar los cassettes de bicicleta

Si te embarcas en la compra online de cassettes de bicicleta, has de entender las nomenclaturas estándar que emplean los fabricantes. Lo normal es encontrarse descripciones como la siguiente:

8V 11-32 

La primera cifra (8V) representa al número de velocidades (coronas). Se puede distinguir a simple vista.

La segunda cifra (11, en el ejemplo) es el número de dientes de la corona más pequeña, algo más complicado de identificar al primer vistazo.

La tercera cifra (32, en el ejemplo) es el número de dientes de la corona más grande.

Con estas cifras ya puedes sentirte un poco más experto y realizar los cálculos necesarios para elegir tu nuevo cassette de bicicleta.