Devoluciones gratuitas durante 30 días
Más de 800 marcas
Filtro

Reflectantes para Bicicleta - Destaca en Seguridad

Los reflectantes para bicicleta son un accesorio discreto pero indispensable en el ciclismo. Marcan la diferencia entre ser visto o no en una carretera, calle o sendero, ya sea por otros vehículos o por peatones que no esperan tu presencia. Dentro de esa visibilidad extra, hay diferentes opciones, desde catadióptricos instalados en la propia bici a pegatinas que pueden engancharse a cualquiera de las prendas y protecciones que llevas en tus salidas. La normativa es férrea, así que, ya que los reflectores son obligatorios, compra aquellos que mejor se adapten a tus necesidades. Leer más

Ordenar por Popularidad

¿Qué se entiende por un reflectante para bicicleta?

Un reflectante es un accesorio o complemento que, por sus características, refleja la luz. No hay que confundirlos con las luces de bicicleta u otras fuentes de luz, que sí son productoras de luminosidad. El reflectante solo hará su trabajo cuando reciba luz directa, algo normal en la mayoría de escenarios urbanos, en los que es casi imposible verse en una situación de oscuridad total. Por ello, resultan de vital importancia cuando nos desplazamos por el campo, la montaña o por la carretera, escenarios donde las únicas opciones de iluminación son los otros vehículos.

Los reflectantes para ciclismo adoptan numerosas formas. Algunos de ellos son obligatorios en las bicicletas, otros son opcionales, como las prendas o las pegatinas y bandas reflectantes que podemos colocar en la bici. 

Cómo funciona un material reflectante

Todos los objetos son detectados por el ojo gracias a su capacidad para reflejar la luz. A más luz devuelven al ojo, con mayor intensidad los percibimos. Lo habitual es que esa luminosidad se disperse en diferentes direcciones por causas naturales, por el propio diseño y composición de los objetos, fenómeno que no ocurre con los reflectantes, que reflejan la luz recibida en la misma dirección por la que ésta llegó.

Teniendo esto en cuenta, la distribución de los reflectantes cobra gran importancia. Se construye un estándar en el que, por ejemplo, en condiciones de baja visibilidad todas las bicicletas se identifican como tales y el resto de conductores pueden actuar en consecuencia. Esta pequeña diferencia evita que las confundan con motocicletas. En cuanto a las personas, los transeúntes nos delatamos por nuestros movimientos, de ahí que las prendas de seguridad ubican los detalles reflectantes en codos y rodillas, las partes del cuerpo que más nos identifican como figuras en movimiento.

Tipos de reflectantes para bicicleta

Existiendo tantos tipos de reflectantes, vale la pena agruparlos por ubicación e instalación.

Reflectantes delanteros

Los reflectantes delanteros para bicicleta son opcionales, ya que el grueso de la visibilidad corre a cargo de las luces delanteras. Aun así, puedes instalar un catadióptrico junto a estas, en la horquilla, para reforzar la seguridad ante los coches que vienen de cara.

Reflectantes traseros

Los reflectantes traseros son más habituales y colaboran con las luces traseras en tu visibilidad. Gracias a ellos, otros vehículos pueden identificarte y calcular así la distancia que os separa. Por lo general, se instalan en la trasera de la bici; el portabultos también es una opción práctica.

Reflectantes laterales

Los reflectantes laterales son útiles en caminos y calles que cortan a otras. También ayudan en las rotondas, en especial, cuando accedes a una con mucho tráfico y te ves envuelto en un barullo de vehículos.

Reflector de radios y pedales

Los reflectores de radios son controvertidos porque convierten tus ruedas en un espectáculo que, dependiendo del número de ciclistas involucrados en la marcha, puede generar distracciones. Son un recurso muy estético y fácil de instalar, a modo de pegatinas que rodean el radio de la bici o piezas de materiales plásticos o metálicos que lo envuelven con un sencillo clic.

Los reflectores de pedal se suelen ver más e incluso vienen de serie en muchas bicicletas. Se introducen en los laterales del pedal y requieren cierto mantenimiento, ya que están sometidos a mucha tensión y reciben con más facilidad los efectos del polvo y el barro.

Pegatinas reflectantes

Las pegatinas reflectantes son una medida económica para incrementar la visibilidad de tu bici. Son fáciles de colocar y solo tienes que decidir dónde las quieres. Suelen ir en el cuadro o cualquier parte de la bici susceptible de albergarlas, como el guardabarros.

Otra ubicación habitual son los cascos, si bien muchos de ellos ya incluyen bandas reflectantes de serie. Los que no, agradecen este accesorio, para que así, de pies a cabeza, seas reconocible por el resto de conductores.

Accesorios reflectantes

Depende de cada marca, pero cada vez son más los fabricantes que incluyen en sus prendas y accesorios para bicicleta detalles reflectantes. Así, encontrarás bandas, cremalleras, bolsillos e incluso logotipos de marca que responden igual que otros reflectantes para bicicleta.

Las mochilas también suelen tenerlo en cuenta. Cada vez son más los entusiastas de las salidas nocturnas o los riders que no se dejan intimidar por los cortos días del invierno.

Instalación de los reflectantes

La instalación de un reflectante de bicicleta no debería ser complicada, ya que todos incluyen tornillos y abrazaderas que los fijan con seguridad. Estos sistemas son seguros, inmunes al traqueteo y no interfieren en las funciones básicas de la bicicleta, en especial, aquellos que se instalan cerca de las ruedas o el eje del cuadro.

La sustitución es igual de fácil. Aquellos que se instalan en la bici o vienen integrados en ella solo requieren que cambies la parte reflectante y mantengas la estructura, un detalle práctico y económico.

En cuanto a los reflectantes adhesivos, la mayor precaución a tomar es higiénica. Limpia a conciencia la superficie en la que irán enganchados, elimina cualquier resto de polvo, y pégalos con la garantía de que ahí se quedarán hasta que decidas retirarlos. Si lo tuyo es el ciclismo de montaña en sus variantes más accidentadas, quizá te duren menos; aun así, las bandas reflectantes de las mejores marcas sorprenden por su altísima durabilidad.