El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Rodillos de Bicicleta - Desde los Modelos Clásicos hasta los Más Modernos

¡Entrenar desde la comodidad de casa! Esto solo es posible con un rodillo para bicicleta. Entre los diferentes modelos de rodillos podemos encontrar los rodillos de rulos, donde la bici no está sujeta y el equilibrio del ciclista juega un papel importante. Y los rodillos fijos que disponen de un caballete donde se fija la rueda trasera. Existen modelos con dispositivos electrónicos que hacen que la experiencia sea aún más real. Sí buscas el rodillo de toda la vida o un rodillo inteligente, en BIKE24 encontrarás una selección de los mejores y más novedosos rodillos del mercado. Leer más

¿Qué es un rodillo para bicicleta?

El rodillo para bicicleta es un accesorio de ciclismo en el que la bicicleta queda encajada y, por lo tanto, permite pedalear sin desplazamiento. Los diferentes modelos admiten bicicletas de carretera, de montaña, así como bicicletas de uso recreativo.

El rodillo para bicicleta se emplea como herramienta de calentamiento o como dispositivo de entrenamiento doméstico. Resultan ideales los días previos a una competición y durante las jornadas en las que la climatología es desfavorable. También interesa a aquellos ciclistas que cuentan con poco tiempo para entrenar y desean establecer una pauta de ciclismo indoor

En los últimos años, los rodillos de bicicleta han ganado terreno a las bicicletas estáticas tradicionales, ofreciendo una experiencia muy próxima al ciclismo en exteriores. Es más, como método de entrenamiento, resulta más exigente, ya que sobre el rodillo nunca dejas de pedalear mientras que en carretera te puedes permitir bajar el ritmo y dejarte llevar por la inercia.

Tipos de rodillos para bicicleta

Los rodillos para bicicleta se dividen en dos grandes grupos: rodillos fijos y rodillos de equilibrio. Presentan importantes diferencias de diseño y funcionamiento.

Rodillos de rulos (rodillos de equilibrio o tricilíndricos)

Los rodillos de equilibrio también son conocidos como “rodillos de rulos” o tricilíndricos. Reciben este nombre por los tres cilindros en contacto con la bicicleta. Al pedalear, estos giran a la par, contrarrestando el desplazamiento natural que las ruedas desarrollarían sobre una superficie plana.
Este tipo de rodillos para bicicleta no quedan fijos en la estructura de la bici, por lo que, en primer lugar, tendrás que practicar el equilibrio sobre ellos. Aunque la curva de aprendizaje sea rápida, requiere más esfuerzo y atención que los rodillos fijos.

Los rodillos de rulos son compatibles con la mayoría de bicicletas. El único requisito es que las ruedas encajen sobre los rodillos. En cualquier caso, contrasta tu modelo de bici con las dimensiones del rodillo antes de realizar la compra.

Rodillos de bicicleta fijos

Los rodillos de bicicleta fijos prescinden de los rulos para ofrecer sistemas de anclaje que fijan parcial o completamente la bici. En sí, son más seguros que los rodillos de equilibrio.
Por lo general, el amarre se establece en la rueda trasera, en algunos casos, hasta el punto de prescindir de ella. Algunos modelos requieren adaptadores que permiten la correcta integración entre bici y rodillo.

Dentro de los rodillos de bicicleta fijos encontramos los siguientes subgrupos que se diferencian por el sistema de anclaje y frenado:

Rodillos de resistencia magnética

Los rodillos de resistencia magnética son estructuras con dos elongaciones metálicas que ofrecen resistencia al pedaleo a partir de una serie de imanes. También suelen incluir un ventilador y su principal virtud es que la mayoría son plegables y, por lo tanto, ocupan poco espacio.

Tienden a ser algo más ruidosos que otros rodillos y a nivel de prestaciones se quedan cortos, aunque los modelos más recientes incluyen reguladores que simulan distintas resistencias y desniveles.

Otro gran punto a su favor es el precio: de los más económicos del mercado.

Rodillos de fluidos

En los rodillos de fluidos, la resistencia viene de un aceite ubicado junto al rodillo. El pedaleo está más cercano al real y son perfectos para el entrenamiento doméstico, ya que acostumbran a ser bastante silenciosos.

El precio de estos rodillos es algo más elevado que el de los rodillos de resistencia magnética, unas cifras asumibles si tenemos en cuenta el rendimiento que obtendrás de ellos.

Rodillos de transmisión directa

Los rodillos de transmisión directa son las estrellas del momento. Aun requiriendo una mayor inversión, los ciclistas los adoran. En ellos, el rodillo sustituye a la rueda trasera, así que el anclaje es perfecto y, sobre todo, realista.

Estos rodillos son silenciosos, solo generan los sonidos propios de la bicicleta, como el movimiento de la cadena. A efectos de entrenamiento, la sensación será la misma que pedalear en el exterior.

Los modelos profesionales añaden funciones avanzadas, como el sistema rocking, que facilita el balanceo hacia los lados. Podrás simular curvas sin riesgo a caerte.

Funciones avanzadas en los rodillos para bicicleta

Al ser un accesorio de alta demanda, los fabricantes compiten para ofrecer los rodillos de bicicleta más sofisticados. En ocasiones destacan por los materiales, y en otros, por los mecanismos de resistencia al pedaleo.

Entre las iniciativas más populares está la combinación de sistemas de anclaje, como los rodillos que unen fluidos e imanes. Añaden así lo mejor de ambos sistemas.

Otras funciones revolucionarias vienen de la electrónica. Los rodillos pueden conectarse a aplicaciones que monitorizan el rendimiento, así como a pantallas en las que aparecen simulaciones del camino recorrido. De este modo, los ciclistas de interior pueden recrear la experiencia de pedalear al aire libre y en diferentes condiciones climatológicas. La compatibilidad con estas tecnologías es amplia, con disponibilidad para iOS, Android, MacOS y Windows.

Los rodillos inteligentes emplean tecnologías conocidas por los deportistas como Bluetooth y ANT+, dos protocolos fiables para la transmisión de datos que te ahorran la molestia de conectar el rodillo a través de cables. Los parámetros más interesantes siguen siendo la potencia, la velocidad o el consumo de calorías.

Y en estaciones cálidas, el ventilador es el complemento indispensable para cualquier rodillo de bicicleta. Ubicado frente a la bici, proporciona el respiro que necesitas cuando llevas un buen rato pedaleando.