Devolución gratuita
Más de 800 marcas

Cierre Rápido y Eje Pasante - Dos Formas Efectivas de Fijar tus Ruedas

El cierre rápido y el eje pasante son dos sistemas efectivos para fijar una rueda de bicicleta, esté en una bici de carretera como de montaña. Son piezas sencillas que atraviesan el buje de la bici y retienen la rueda para que operes sobre ella. En la mayoría de casos, facilitan la sustitución, ya no solo en el taller, también en competición, donde puedes verte en la necesidad de cambiarla. Aunque existen diferencias entre el cierre rápido, el eje pasante y el eje boost, la evolución de ambos, en sí, cumplen la misma función de forma rápida y sencilla. Leer más

Las virtudes del cierre rápido - Un sistema con mucha historia

El cierre rápido, también llamado ajuste rápido, es un sistema muy longevo para el cambio de ruedas. Fue diseñado por Tullio Campagnolo y, básicamente, consiste en una pieza alargada que pasa por el interior del buje. En sus extremos, una palanca que se abre y se cierra en distintas posiciones y una tuerca en el otro extremo que se encarga de generar la tensión que inmoviliza la rueda. Entre medio, dos resortes que ayudan a mantener el cierre separado para que entre la horquilla.

Los cierres rápidos de bicicleta están disponibles en diferentes tamaños, materiales y pesos, pero el uso de todos ellos es el mismo, tanto si ruedas en bici de carretera como si quieres un eje para MTB. La clave es que el funcionamiento sea suave; de lo contrario, el cierre rápido necesitará una aceitada o sustituirse por uno nuevo.

El modo de empleo es sencillo, tan solo pide que la rueda esté centrada, ya que puede tocar con la horquilla o con los patines de freno. El ajuste, por su parte, es sencillo, pero requiere precisión a la hora de tensarlo. En pocas palabras, ni mucha ni poca fuerza, ya que, si te quedas corto, la rueda podría salirse y, en cambio, si te pasas de la rosca, luego tendrás problemas para sacarlo.

El eje pasante - Rigidez y precisión

El eje pasante lleva menos tiempo en nuestras vidas que el cierre rápido aunque cubra las mismas necesidades. Su evolución va de la mano de los ejes de bicicleta, es una pieza dependiente, así que tendrás que medirlo con un calibre para saber su longitud y diámetro.

Su principal virtud es la firmeza, que otorga mayor rigidez al resto de componentes involucrados en el cambio de rueda. A diferencia del cierre rápido, el eje pasante es menos “rápido” y para poder sacar la rueda lo tendrás que desenroscar por completo antes de sustituirla. Este montaje, desmontaje y ajuste requiere cierta práctica, pero una vez te acostumbras, resulta sencillo.

En todos los casos, el eje pasante depende de la marca de la horquilla. Aunque la gran mayoría de los fabricantes se adhiere a un estándar, algunos, conocidos por la exclusividad de sus productos, trabajan con ejes de dimensiones únicas en el mercado. Un caso aparte es el eje pasante para rodillo, necesarios en el entrenamiento indoor y con un funcionamiento idéntico a sus hermanos de exterior.