El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Soporte Para Bicicletas: Cuida de Tu Bicicleta a la Vez Que Ganas Espacio

Las bicicletas son una herramienta voluminosa que, allí donde la guardes, copa el espacio disponible. Los soportes para bicicleta suponen una solución sencilla y práctica a este problema, ya que, además de poner orden, resultan estéticos y reflejan lo en serio que te tomas el ciclismo. Leer más

¿Qué es un soporte para bicicletas?

El soporte para bicicletas es un accesorio que, habitualmente, se cuelga de una pared y permite la fijación de la bicicleta. Dependiendo del espacio disponible, este puede colgar a distintas alturas, incluso del techo, por lo que las disposiciones son diferentes según la circunstancia.

El colgador de bicicletas es idóneo para mantener la bicicleta fija. De este modo, conseguimos que:

  • La bicicleta descanse siempre en el mismo sitio, lo que redunda en el orden y la armonía de tu hogar.
  • Reducimos el espacio que la bicicleta ocupa. Evitamos así que se convierta en un estorbo móvil.
  • Permanece recta, de este modo, conseguimos que no roce las paredes u otras superficies sensibles.
  • Se mantiene fija cuando la limpiamos o la reparamos.

Tipos de soporte de bicicleta de pared

Los soportes de pared para bicicletas son los más populares entre los ciclistas que deciden guardar sus bicis en espacios interiores. Requieren anclaje por medio de una serie de tornillos, así que cobran gran importancia las características del muro al que se fijan.

Este tipo de soporte es versátil, ya que tú decides la altura a la que se colgará la bicicleta, ganando espacio vertical u horizontal según el caso.

Racks horizontales

Los racks horizontales para bicicletas son los preferidos por muchos ciclistas. La bicicleta y, sobre todo, sus ruedas, quedan paralelas al suelo. Dependiendo del peso de la bicicleta, puedes colgarla a más o menos altura. Por seguridad, las bicicletas pesadas deberían elevarse menos de un metro del suelo.

En los racks horizontales, las bicicletas se cuelgan por el cuadro, de ahí que los colgadores de bicicletas incluyan protecciones o empleen materiales que eviten los roces y el desgaste de la pintura.

Según el modelo, los soportes para bicicletas pueden ser plegables o presentar diseños atípicos. Pueden pasar como accesorios decorativos y replicar diferentes tonos de madera. En este caso, la utilidad no está reñida con la estética.

Racks verticales

El rack vertical para bicicletas funciona de forma similar al rack horizontal aunque responde a otro tipo de necesidades. Su diseño aprovecha más el espacio y resulta idóneo para esquinas o disposiciones paralelas a la pared. Por contra, como muchos de ellos sostienen la bicicleta por las llantas, resulta peligroso colgarlas a gran altura.

Una vez más, la decisión depende de tu modelo de bici y del espacio del que dispones.

Ganchos para colgar bicicletas

Los ganchos para bicicleta son una alternativa a los racks. Están emparentados con los racks verticales y destacan por su facilidad de instalación. Son idóneos para establecer ubicaciones temporales o reducir al mínimo el impacto del colgador en la pared. Implican menos agujeros, menos taladro, así que, si te arrepientes podrás devolver la superficie a su estado anterior con facilidad. Esto no quiere decir que sean menos seguros. Al igual que en otros modelos, en los ganchos para colgar bicicletas intervienen materiales y tecnologías de primera, capaces de soportar mucho peso y tensión.

Colgadores con área de almacenamiento

Más que un tipo de colgador para bicicletas, este modelo es una versión más sofisticada de otros disponibles en el mercado. A las prestaciones habituales, se suma una superficie adicional, plana o en rejilla, que permite dejar casco, llaves u otros accesorios. Así, con este sencillo extra, multiplicamos la utilidad del colgador.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un soporte para bicicletas?

Los factores que te ayudan a escoger el mejor soporte para bicicletas son similares a los que influyen en otros productos de ciclismo. Aquí entran en juego los materiales, tanto en su resistencia como en su durabilidad. Recuerda que una bicicleta MTB, por poner un ejemplo, alcanza con facilidad los 15 kilos de peso. Por mucho que salgas de ruta todos los días, esa bicicleta se pasará más tiempo colgada que en el camino. El soporte debe estar a la altura del peso y la tensión que conlleva.

Durabilidad

El soporte para bicicletas no es un objeto de usar y tirar. De ellos se espera que duren años, que por mucha caña que les metas, se mantengan como el primer día. Por ello, confía en marcas de calidad, marcas que garanticen que los materiales y los procedimientos empleados durante su construcción son fiables.

Resistencia

El diseño del soporte arroja pistas sobre su tolerancia al peso. Esta resistencia puede implicar mejores materiales o un diseño más sofisticado de lo habitual. Una vez más, tu bicicleta tiene mucho que decir, ya que, según su peso, la estructura que la recoja será más o menos robusta.

No escatimes en este sentido, ya que una bicicleta pesada en un soporte ligero puede acabar por los suelos y recibir daños de los que te arrepentirás.

Anclajes

El tipo y la calidad de los anclajes también es fundamental. Suele ser un factor que se tiene poco en cuenta a la hora de comprar un soporte de bicicleta. Lo habitual en estos casos es tener clara la superficie en la que colgarás la bici, porque no es lo mismo hacerlo en el salón de tu casa que en el garaje, por no hablar de sí el muro es una pared maestra, un tabique secundario o una superficie de chapa.

Consulta antes de comprar el soporte si éste incluye la tornillería o, por el contrario, tienes que adquirirla en un establecimiento especializado. En ese caso, no dudes en comentar tu caso