Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Bolsos Bandolera para Hombre y Mujer - Almacenaje Seguro y Atractivo

Los bolsos bandolera son una solución de almacenaje ideal tanto para los cicloturistas como para los mensajeros que, cada día, conquistan la ciudad con sus bicis. Estas bolsas de hombro resultan prácticas para el transporte de mercancías ligeras y las pertenencias de una persona que se pasa todo el día sobre la bicicleta. Son bolsas prácticas, ergonómicas, fabricadas en materiales de primera calidad que llevan igual de bien un día soleado como una jornada de lluvia. Además, visten muy bien, con diseños de un estilo muy urbano al que se le suman detalles protectores como tiras reflectantes. Leer más

¿Cómo es el bolso bandolera?

El bolso bandolera adopta diferentes formas, aunque su principal virtud es que se pueden llevar colgando del hombro de forma cómoda. Algunos modelos se diseñan exclusivamente con esta función, mientras que otros la integran con otras formas de agarre, como útiles asas o correas propias de una mochila de espalda. Resulta útil en las pausas que haces a lo largo del día. Con otras bolsas más específicas, como aquellas que se fijan al manillar, el sillín o las bolsas de cuadro, no puedes llevarte la bolsa con la misma facilidad. Colocarlas y volverlas a ajustar supone una pérdida de tiempo impensable en algunos oficios que batallan con el reloj a todas horas del día.

Por lo demás, estos bolsos de mensajero presentan las mismas prestaciones que las alforjas de bicicleta, ya que incluyen compartimentos y bolsillos especialmente diseñados para las necesidades del ciclista medio.

Los bolsos bandolera son muy populares entre los riders que recorren la ciudad, pero también entre los ciudadanos de a pie que gustan de bolsas y mochilas de inspiración deportiva.

Materiales de los bolsos bandolera

El mejor bolso bandolera es un accesorio que destaca por los detalles. A nivel de materiales, predomina la lona impermeable, característica muy demandada porque nunca sabes cuándo la lluvia te puede sorprender. En las zonas con más contacto con la piel, las bolsas de hombro incluyen secciones de espuma ventilada que facilita la transpiración. Suele encontrarse en secciones de la espalda y en las correas que pasan por los hombros y el pecho.

Otro material popular en los bolsos bandolera es la cordura, un derivado del nylon que ofrece mayor resistencia a la abrasión y soporta mejor los pliegues y las arrugas. Suele verse en los uniformes de ciertos oficios y deportes de riesgo, como la ropa militar o las prendas de motorista. Aplicada a las bolsas, garantiza que estas conserven su forma original por muy mala vida que le des.

Si te preocupa el origen y elaboración de todo lo que compras, te gustará saber que muchas bolsas bandolera se fabrican con materiales reciclados. Las mejores marcas incluyen cosido el certificado de Comercio Justo™, para que queden bien claros sus principios y los tuyos. Otras optan por el Fair Trade Certified™, reservado a empresas que cuidan las condiciones laborales de sus empleados.

Correas, ganchos y ojales de las bolsas de mensajero

En cuanto a las correas y sujeciones, los bolsos de mensajero buscan el confort por encima de todo. La idea es que este tipo de bolsas de bicicleta se ajusten de forma cómoda y próxima al cuerpo, ya que, cuando la bolsa es incómoda, tendemos a llevarla muy suelta con la esperanza de que el confort mejore. Sin duda es un error, ya que una mochila suelta es peligrosa a la hora de circular por zonas de tráfico rodado, donde la bolsa puede engancharse en el mobiliario urbano, otros vehículos o, lo más habitual, tu propia bici.

Por suerte, las bolsas bandolera disponen de diferentes configuraciones. Atiende a los ganchos y ojales distribuidos por ellas y ajusta las correas a tu gusto. Los modelos más completos pueden llevarse como bolso de hombro, mochila e incluso maletín. Cada configuración responde a un escenario distinto, ya no solo los desplazamientos sobre una bici, también es escenarios tan restringidos como un vuelo, donde la optimización del equipaje es tan importante.

¿Cómo y cuánto almacena una bolsa bandolera?

La capacidad de tu nueva bolsa bandolera es un factor de compra importante. En mensajería se transportan productos de todo tipo, algunos de ellos con formas peculiares que desafían a las bolsas más completas, como planos arquitectónicos de gran formato. Cada rider conoce sus necesidades, pero, ¿y las de sus clientes? De ahí que una buena capacidad siempre sea de agradecer, con rangos que van de los 25 a los 40 l

Si la capacidad de tu bolsa de mensajero es importante, más aún es la forma en que el contenido se distribuye. A día de hoy, las bolsas bandolera incluyen variedad de bolsillos internos, algunos tan específicos como el reservado a tu ordenador portátil y todo el cableado y periféricos que suelen acompañarlo. 

En caso de que el equipaje desborde y se asome por la abertura de la mochila, asegúrate de que esta, aparte de botones y cremalleras, incluye un cierre de rollo que impida las sacudidas del contenido, en especial, durante los sprints o los frenazos bruscos. Esta medida, así como la presencia de correas de compresión interiores, es importante si transportas objetos frágiles o envases que pueden abrirse durante el trayecto. Y si, en el peor de los casos, ocurre una desgracia y el interior de la mochila se te mancha de salsa boloñesa, siempre puedes dejar tu bolsa bandolera en la lavadora con la garantía de que, al secarse, rendirá como recién comprada. El cierre de rollo también destaca en las urgencias, cuando quieres sacar algo de la bolsa rápidamente; también sobre la marcha, ya que es sencillo de abrir y cerrar.

¿Necesitas más seguridad? Entonces, le puedes pedir a tu bolso de mensajero que incluya correas en zonas menos habituales, como la cadera, así como bandas reflectantes que ayuden a otros conductores a reconocer tu bici por la noche o en recorridos mal iluminados. Estos detalles pueden situarse en las correas o a lo largo del perímetro de la bolsa.