El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Trajes y Monos Ciclistas - Protección Integral Contra los Elementos

Las salidas con la bici pueden girarse en cuestión de minutos. La lluvia, el barro y otros efectos ambientales pueden incomodarte hasta tal punto que tu rendimiento baje espectacularmente. Los trajes y monos ciclistas han sido diseñados para ofrecerte una protección integral. De pies a cabeza, o hasta las rodillas, o hasta los codos, o… Lo que prefieras, ya que las combinaciones son múltiples y los materiales disponibles también. Sintéticos, reciclados, impermeables, cortavientos… En lugar de comprar por separado este tipo de prendas deportivas, ¿por qué no adquirirlas de una pieza? Leer más

¿En qué consisten los trajes y monos ciclistas?

Los monos ciclistas son un tipo de prendas deportivas que cubren por completo el cuerpo del usuario. Adoptan diferentes formas dependiendo de la variante que practiques, ya que no exige igual el ciclismo de carretera que el de montaña. En ciertas disciplinas extremas como el enduro, conocidas por meterse por senderos embarrados, el mono puede que se quede algo corto y necesites de trajes de ciclismo impermeables que dejan fuera a la suciedad.

Lo bueno de estas prendas es que ofrecen protección sin sacrificar la movilidad, se fabrican en materiales técnicos aislantes, siendo a su vez lo bastante elásticos como para facilitar los movimientos propios del pedaleo y los cambios de posición. Esta elasticidad puede comprobarse en las costuras, reforzadas en dos sentidos: para que las mangas no entorpezcan y contener los posibles torrentes de sudor que te corran por los brazos.

El mono ciclista orientado a la protección

Los monos ciclistas se reconocen por su grosor. Ya no buscan tanto ser una nueva piel. Su misión es proteger a toda costa y, para ello, emplean tejidos impermeables que no escatiman en capas de membrana, hasta tres según el modelo. En algunos casos, más que del material, estas virtudes vienen de las tecnologías, donde suelen verse tratamientos hidrófugos e hidrófilos en combinación con tejidos de altísima calidad. Todo este aislamiento que ofrecen se compensa con secciones transpirables y secciones por las que el aire entra y sale en un sofisticado circuito de refrigeración, evitando así incómodas acumulaciones de sudor e igualando así la temperatura del cuerpo con la del exterior.

Estas prendas deportivas no se andan con florituras, con ellas la cosa no va de rendimiento, de alcanzar grandes velocidades; va de alzar una barrera contra la suciedad, la lluvia y la nieve. Al tenerlas bajo control, te puedes concentrar en el rendimiento, en las acrobacias y en no sufrir un accidente.

En el peor de los casos, si acabaras por los suelos, estos monos ciclistas tienen a su favor una resistencia superior a la ropa deportiva media, siendo capaces de reducir la abrasión e incluso el impacto al combinarse con otras protecciones.

Como buena ropa de ciclismo, los monos integrales pueden incluir bolsillos dotados de la misma impermeabilidad que el resto de la prenda. Ubicados con inteligencia, te ahorran movimientos durante la marcha.

Igualmente, responden a tu estilo, ya que muchos de ellos vienen con partes desmontables, como las perneras o la capucha. Por lo general, emplean cremalleras fáciles de manipular, fabricadas en materiales que también son impermeables y que incluyen solapas que las protegerían sin problemas durante una tormenta. Algunas de estas cremalleras, además de su función hermética, sirven para liberar de forma rápida los brazos, ya que, una vez ha dejado de rodar, puedas quitarte la parte superior del mono en un rápido gesto. En este sentido, son fáciles de combinar con la ropa interior deportiva y multiplicar sus ventajas.

Como nota final, señal de que las mejores marcas se preocupan por ti, los monos ciclistas se diseñan con elementos reflectantes que amplían tu visibilidad en situaciones de baja o nula luminosidad. Estos ribetes pueden ubicarse en la espalda, la parte delantera, los brazos y las piernas. 

Si también te preocupa el medioambiente (¡y tu propia salud!), puedes pedirle a tu mono ciclista que esté confeccionado en materiales reciclados o libres de PFC tóxicos. Por lo general, estas prendas emplean materias primas más que conocidas en el deporte, como la poliamida, el elastano, la licra y el poliéster. También siliconas, pero estas se reservan a ciertas zonas del acolchado, como los hombros, el frontal y las piernas, aumentando así el confort de la pieza.

Aunque en el funcionamiento de un mono o traje de bicicleta prima la protección, no queda fuera el confort. Por ello son compatibles como muchas partes de la bici, como el sillín, o con accesorios que van igual de bien en un trayecto largo, como una mochila. 

El mono ciclista orientado al rendimiento

La alternativa al mono ciclista que ofrece una protección integral son todos aquellos monos para ciclismo de carretera que no se pueden permitir arrugas o un peso que alteren la aerodinámica del portador. En sí, son una combinación de culotte y maillot con una resistencia superior y las mismas prestaciones que han vuelto a ambas prendas una necesidad para los profesionales y entusiastas del ciclismo.

Por sus características, estos trajes de ciclista suelen verse en triatlones. Son resistentes, refrigerados, transpirables y flexibles tanto para los momentos que pasas sobre la bici como para el segmento de natación. Son la máxima expresión de la ropa técnica, con tecnologías que van desde el clásico Gore-Tex a sofisticados nanocristales que facilitan la evaporación del sudor sin necesidad de sacrificar la temperatura corporal. ¡Nadie quiere constiparse durante una competición!

La prueba de que están hechos para la alta competición es que sus detalles también han sido pensados a conciencia, como las badanas, en materiales confortables y con un secado ultrarrápido. 

A nivel de almacenaje, tampoco se quedan cortos, ya que incluyen bolsillos traseros con diseño flotante para guardar tu equipaje básico, como una barrita energética.