El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Baterías para Bicicletas Eléctricas - Todas las Preguntas

Las baterías para bicicletas eléctricas han evolucionado espectacularmente en los últimos tiempos, reduciendo cada vez más el peso y aumentando la autonomía. La idea es que cada vez llegues más lejos y pases más tiempo sobre la bici, que la carga de la bicicleta sea sencilla y que la asistencia al pedaleo, el motivo por el que muchos ciclistas se pasan a las e-bikes, sea intuitivo. Leer más

¿Qué tipo de baterías usan las bicicletas eléctricas?

Los expertos están de acuerdo en que las baterías para bicicletas eléctricas se dividen en tres generaciones.

La primera de ellas es la de las baterías de Gel-Plomo y las baterías de AGM-Plomo. Si bien se usan cada vez menos en las bicis eléctricas debido a que es una tecnología antigua, siguen dando muy buenos resultados en cuanto a tiempo de carga y tolerancia a las bajas temperaturas.

La segunda son las baterías de Níquel Metal Hidruro (Ni-MH) y las baterías de Níquel Cadmio (NiCd). Aunque son la evolución directa de las baterías de plomo, se las conoce por su tendencia a la autodescarga, la pérdida progresiva de energía incluso cuando la bicicleta está en reposo.

La tercera, actualmente muy popular, representa a las baterías de litio. Es más, a día de hoy, si compras una bicicleta eléctrica, lo más probable es que esta incluya una batería de litio antes que las anteriores. Las baterías de litio cuentan con más ciclos de vida, tardan menos en cargarse y generan más energía que los modelos de plomo. No sufren el problema de la autodescarga e, además, son más compactas que los modelos basados en níquel, de ahí que ganen de calle cualquier comparativa.

¿Cuántas horas dura la batería de una bicicleta eléctrica?

Depende de la energía que pueda almacenar la batería. Esta se indica en watios a la hora (Wh) y depende del modelo y del fabricante.

Las bicicletas eléctricas del mercado oscilan entre los 300 Wh y los 700 Wh, aunque el estándar ronda los 400 Wh. En sí, la regla a tener en cuenta es la siguiente: a más Wh, más kilómetros podrá hacer la bici sin que le haga falta una recarga.

De todos modos, esta autonomía depende del terreno que conduces. Campo y carretera son más exigentes que la ciudad, por lo que un alcance de alrededor de 80 kilómetros puede disminuir por terrenos accidentados. Igualmente, otros componentes instalados en la bici podrían modificar esta cifra.

¿Cuántas cargas dura una batería de bicicleta eléctrica?

La vida útil de las baterías para bicicletas eléctricas se mide en ciclos. Los ciclos son una medida que representa al tiempo que transcurre entre la descarga total de la batería y la carga posterior.

El estándar de las bicicletas eléctricas son los 600 ciclos, aunque algunas pueden llegar a los 1000 ciclos.

Las malas noticias llegan con el paso del tiempo y la acumulación de recargas. Acostumbra a ocurrir a los cuatro años, tiempo que suelen dar la mayoría de fabricantes como garantía. A partir de ahí, comienza la degradación, que con el tiempo puede representar el 20% de la capacidad total de la batería. De todos modos, depende de tu inversión, ya que modelos superiores tienden a degradarse menos y hasta pueden alcanzar los diez años de vida práctica.

En el fondo, este cálculo es aproximado, ya que se realiza a partir de ciclos completos, cosa que no siempre ocurre, ya que nunca dejamos que la batería se extinga por completo (y no deberíamos). 

¿Cómo se carga la batería de una bicicleta eléctrica?

Las baterías para bicis eléctricas se cargan como cualquier otro periférico. Cuenta con un conector y un cable de alimentación que une la batería a la toma de corriente.

Eso sí, respeta el orden de conexión. Primero enchufa la toma de corriente y luego la batería. Reducirás el riesgo por sobrecarga, en especial, si la instalación es antigua o propensa a tales picos energéticos.

Las bicicletas eléctricas incluyen su propio cargador, así que evita el uso de periféricos no homologados En caso de necesidad, confirma antes la compatibilidad del dispositivo con tu batería. A nivel técnico, emplear cargadores ajenos a la batería puede proporcionar experiencias de carga lentísimas, insuficientes o, directamente, obligarte a buscar un recambio.

Otro factor que influye en la carga de la batería para bicicletas eléctricas es la temperatura ambiente. Los resultados de la carga varían a temperaturas inferiores a los 10º, mientras que superar los 20º puede resultar perjudicial. Como consejo, evita cargar la batería nada más regresar de una ruta, especialmente en verano. La batería ya viene caliente y someterla a un incremento de temperatura puede ser dañino. En estos casos, aguarda a que regrese a una temperatura ambiental.

¿Cuánto pesa la batería de una bicicleta eléctrica?

La tecnología evoluciona constantemente. Atrás quedan los motores y baterías para bicicleta eléctrica que pesaban un quintal.

Ahora, el promedio de peso está en los 2,5 kilos, una cifra más que respetable. Además, los fabricantes de bicicletas eléctricas ofrecen diseños compactos, mejor distribuidos, con partes que se equilibran entre ellas, evitando así que un componente como la batería se convierta en un lastre.

¿Cuántos voltios tiene la batería de una bicicleta eléctrica?

Los voltios (V) de la bicicleta representan a la potencia de la bici. Las baterías de las bicicletas eléctricas se ofrecen habitualmente en 24, 36, 48 y 72V. A más voltios, mayor la potencia, además de más fuerza y tirón en situaciones de esfuerzo.

La batería que encontrarás en una e-bike estándar es de 36V, aunque cada fabricante es un mundo, por no decir que todo depende de tus necesidades, ya que, si solo vas a moverte por la ciudad, por caminos conocidos, con 24V ya sería suficiente.

Las baterías para bicicleta eléctrica de 72V son espectaculares, pero transforman la bici en un vehículo más cercano a los ciclomotores. Acostumbran a verse en bicicletas eléctricas customizadas o fabricadas de cero. Sobre ellas actúa una legislación distinta; según el país, podrían requerir registro y matriculación.