El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Puños MTB - Tipos, Recomendaciones y Guía de Compra

Los puños de bicicleta se encuentran entre las piezas que mayor desgaste sufren con el paso del tiempo. En el caso de los puños MTB, el deterioro es aún más rápido debido a la dureza de los circuitos de montaña. Por ello, resulta indispensable hacer seguimiento de su estado y sustituirlos cuando ya no sea el óptimo. De lo contrario, factores como el agarre pueden verse perjudicados. Y aunque parezca sencillo cambiar unos puños MTB por otros, como otros tantos componentes de tu bicicleta, invitan a tener muy claro el uso que les daremos. Leer más

¿Qué diferencia existe entre los puños MTB y los puños de bicicleta tradicionales?

Los puños MTB funcionan de forma parecida a los puños de bicicleta tradicionales. Cubren la sección del manillar que sujetas con las manos, representan uno de los nexos principales con la bici (junto el sillín y los pedales), por lo que muchos aspectos de la conducción dependen de ellos, de sí los tienes bien cogidos y si estos te permiten maniobrar con agilidad.

La principal diferencia de los puños MTB respecto a sus hermanos de carretera o de paseo se encuentra en el diseño, orientado a la absorción de impactos. Los recorridos de montaña son ásperos, con tendencia a las maniobras extremas y bruscas, así que el puño MTB compensa toda esa tensión gracias a su diseño y materiales. Igualmente, podrías rodar por la montaña con otros puños, pero seguramente tendrías que renovarlos cada dos por tres, invirtiendo más dinero del que te gustaría por un componente de bicicleta sencillo.

Tipos de puños MTB según forma

Aunque las tecnologías implicadas en su diseño sean numerosas, por lo general, los puños MTB se dividen en dos tipos:

El primero podríamos llamarlo “estándar”, el clásico diseño cilíndrico que envuelve el tubo del manillar y que, dependiendo de su sofisticación, puede incluir texturas que facilitan el agarre o que protegen los dedos de daños inesperados.

La segunda categoría se compone de todos los puños MTB que incluyen acoples a su diseño, como protecciones adicionales o refuerzos que facilitan la maniobra en situaciones complejas. Digamos que con estas extensiones se salen de la clásica forma cilíndrica y, por lo tanto, son reconocibles a simple vista.

Tipos de puños MTB según materiales

Los materiales empleados también determinan la eficacia del puño. Esto no quiere decir que unos sean mejores que otros; simplemente, que cada material tiene sus características y estas influyen en la conducción.

Puños para MTB de espuma

Los puños MTB de espuma son los líderes del mercado. Por varios motivos: primero, son ligeros, un factor que interesa a todo ciclista de montaña. Como material poroso, sea cual sea su densidad, la espuma es resistente y tiende a recuperar su forma original por mucha presión que ejerzas sobre ella. Demuestra idéntica resistencia a la humedad, tanto la originada por la lluvia como la derivada del sudor. En sí, su resistencia es aceptable, pero en caso de que se echen a perder, sabes que es un producto económico y fácil de reemplazar.

Puños para MTB de silicona

La silicona es un producto que responde diferente a la espuma. Para empezar, no absorbe el sudor, una buena noticia si quieres que te duren más tiempo. Por otra parte, es un producto maleable que admite diferentes dibujos. Los dibujos añaden un extra de agarre según 

Puños para MTB de goma

Los puños de goma son especialmente resistentes y la goma, como material, admite un rango más amplio de dibujos. Quizá estos puños sean algo más pesados, pero reúnen ventajas propias de otros modelos de puño MTB, como protección ante el sudor y una durabilidad que garantiza su uso correcto durante mucho tiempo.

Puños para MTB de materiales especiales

Las marcas investigan cómo mejorar sus productos y experimentan con corchos que ejercen la misma función que las siliconas, la goma y las espumas. Los materiales orgánicos son respetuosos con la piel de los ciclistas, antibacterianos y antialérgicos.

¿Qué más hay que tener en cuenta al comprar puños para mountain bike?

No basta con el diseño y los materiales. Existen factores sutiles (e incluso invisibles) que intervienen en el rendimiento y la durabilidad del puño MTB.

Agarre

Damos por hecho que el agarre de un puño MTB es el adecuado, aunque siempre podemos ir “más allá”. Interesa que las manos, en cualquier circunstancia, se mantengan firmes. De ahí que las mejores marcas empleen materiales antideslizantes que mantienen el puño seco el mayor tiempo posible. El agarre tiene que ser natural, nada pegajoso.

Durabilidad

El sudor y los salpicones de agua y barro causan estragos entre los puños para bicicleta mountain bike. A medida que el puño se deteriora, la amortiguación se resiente. De forma parecida, conviene que los puños MTB soporten el sol. Recordemos que los rayos UV también les afectan.

Montaje y desmontaje

El puño MTB tiene que ser un accesorio fácil de montar y desmontar, que no se dañe al hacerlo ni se deforme al instalarlo en el manillar. Los mejores puños MTB lo ponen fácil, no requieren pegamentos para fijarlos. Tampoco conviene, ya que de tanto en tanto tendrás que lavarlos separadamente. Ante todo, es imprescindible que, tras el montaje, no bailen en el manillar, pues sería peligroso.

Acabados

Los puños MTB presentan unas formas estándar que pueden complementarse con pequeños detalles de diseño. Están pensados para mejorar el rendimiento, el agarre, como confirma la tendencia a las formas hexagonales. Ten en cuenta que el puño MTB debe rendir igual con o sin guantes.

Entre las estrategias más llamativas que se aplican a los puños MTB destacan los refuerzos internos, externos y los anillos de fijación que añaden seguridad al conjunto.

Tamaño de las manos

A simple vista puede parecer que los puños MTB valen a todos los ciclistas por igual. Nada más lejos de la realidad. El puño debe adaptarse a las manos porque interesa que el agarre sea firme en todo momento. Si te sobra puño, no estarás cómodo; si te falta puño, no te sentirás seguro. Esta diferencia es llamativa entre hombres y mujeres, donde esta diferencia suele ser más evidente.

En conclusión: a mayor confort, menos fatiga en las manos y menos riesgo de entumecimiento.