El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Equipamiento y Material Fitness Para Potenciar tu Workout

Aunque nos encanta el fitness, a veces la distancia o la falta de tiempo nos impiden visitar el gym con la regularidad que demandan nuestros músculos. Cuando esto pasa, la posibilidad de complementar nuestra rutina con un pequeño gimnasio en casa no resulta descabellada, es más, puede convertirse en una dinámica igual de eficiente, e incluso imprescindible. Leer más

Nuestros más vendidos

Marcas y Temas

Condiciones mínimas para organizar un gimnasio en casa

La principal ventaja de organizar un gimnasio en casa es que puedes ir a tu aire en casi todo.

Es tu casa, así que tú pones las reglas.

Naturalmente, ya sea por espacio o por presupuesto, no todo el mundo puede optar por las sofisticadas máquinas de fitness que están disponibles en un gym.

Por eso, nada mejor que trabajar a otra escala, una accesible que aproveche esa habitación a la que no das uso o que, con accesorios tan sencillos como una esterilla y unas mancuernas puedas diseñar tus propias rutinas.

Otro aspecto a tener en cuenta son los objetivos que tengas en mente. A lo mejor solo te hace falta desarrollar una serie de ejercicios, o dejas los esfuerzos mayores para el gimnasio. Piensa que en esta decisión intervendrán un material fitness y un uso del espacio distintos.

Por otra parte, no todo son herramientas de musculación. También has de atender a los detalles que hagan el espacio confortable, como superficies protectoras, colchonetas, etc.

Lista de material fitness básicos

Una vez acondicionado el entorno, hay que pasar revista al material fitness básico. En esta categoría entran todos los recursos imprescindibles, como unas buenas zapatillas deportivas o los artículos de medición que ayudan a marcar la pauta. 

Ropa, calzado y complementos fitness

La superficie de un gimnasio no es muy distinta a la de tu casa, pero eso no quiere decir que todo valga a la hora de calzarse. Si tu especialidad es la musculación, con una zapatilla estándar será suficiente, mientras que si te concentras en el cardio, al ser un ejercicio de mayor intensidad, necesitarás unas zapatillas de running o, como mínimo, lo bastante flexibles para tanta marcha.

Acompáñalas de unos calcetines que mantengan los pies secos en cualquier circunstancia, así como calientes o frescos según la estación.

De una misma forma actúan los guantes de gimnasio que además suman tecnologías de agarre concretas, capaces de gestionar la tensión y el peso que levantas.

Así, una vez calzado, toca vestir el resto del cuerpo, comenzando por los pantalones y mallas, que al igual que las camisetas y tops deportivos tienen que ser elásticos, capaces de replicar tus movimientos sin deteriorarse.

Otra característica a destacar es la transpirabilidad, hasta qué punto podrá la prenda dispersar el sudor. Para ello, los diseños emplean microperforaciones o mallas en zonas concretas como las axilas, la espalda o las ingles.

La ropa técnica, incluida la ropa interior, también ha de ser ligera y estar confeccionada con mimo. Costuras y etiquetas no deben causar rozaduras, por ello, vale la pena comprobar que los acabados son correctos o que la marca, en lugar de aparecer en una etiqueta posterior, ha sido impresa en la propia tela.

Aunque no sean exactamente ropa de fitness, las medias de compresión y vendas son un elemento crucial antes, durante y después del esfuerzo. Pantorrillas, articulaciones y otras partes del cuerpo se pueden beneficiar de sus propiedades, entre ellas, una reducción de la tensión, los impactos y el daño muscular en general.

El último punto, aunque no menos importante, es el tiempo de secado de las prendas. A nadie le gusta entrenar con un pantalón o con una camiseta mojada. No es saludable ni estético, por eso interesa que la prenda técnica que escojas sea antiadherente, seque rápido y, si es posible, que no se arrugue, ya que es algo que también resulta incómodo.

A nivel de higiene, existe una amplia variedad de productos para el lavado de ropa (ceras, detergentes y sprays) creados para prolongar la vida de tus prendas y complementos.

Accesorios fitness indispensables para un buen rendimiento

Una vez vestidos, es el momento de seleccionar las herramientas con las que ejercitarse. Comenzaremos por las manejables, las que ocupan poco espacio, como el caso de las mancuernas. Todo dependerá del nivel de entreno, o si estás en una fase de incremento o de mantenimiento.

Pero si lo que buscas es tener un gimnasio en casa que sea reducido, prueba a incluir una cuerda para saltar o bandas elásticas. Estos accesorios son económicos y con ellos puedes trabajar infinidad de músculos.

No todos los suelos pueden soportar la fricción de una comba, por ello es recomendable emplear colchonetas de, como mínimo, el grosor de una esterilla de yoga.

En el fondo, ya sea en el gimnasio o en el hogar, la idea es crear unas condiciones favorables para la práctica deportiva. Favorables e higiénicas.

Recordemos también ese gran clásico: la toalla. Será tu compañera durante el ejercicio y en las duchas, por lo que también interesa que haya sido confeccionada con materiales suaves y absorbentes.

Refuerzos y maquinaria pesada

Más allá de lo esencial, el fitness puede complementarse con otros accesorios. Algunos aparecen durante el propio ejercicio, como la botella de agua a la que echas mano tras una serie; o trabajan en segundo plano como los pulsómetros y relojes deportivos, pequeñas piezas de alta tecnología que te permiten contabilizar pulsaciones, pasos, calorías gastadas o, en el caso de los más completos, escuchar tus canciones favoritas mientras entrenas.

En cambio, si lo tuyo es la maquinaria pesada, puedes invertir en un rodillo de bicicleta, un complemento que, durante los pasados confinamientos, ayudó a muchos profesionales y aficionados a mantener la forma.

Una vez finalizado el entrenamiento o una parte de él, toca cuidarse. Si te encuentras en una pausa, nada como un electroestimulador muscular que te devuelva las fuerzas perdidas. Y en caso de que hayas finalizado el ejercicio, puedes optar por eficientes masajeadores que relajarán los músculos y colaborarán en la recuperación del tono muscular.

Saliendo al mundo exterior

Tanto si entrenas desde casa como si lo haces en un gym, llegará un punto en el que querrás mostrar al mundo tus progresos. Toca moverse, transportar la equipación de forma efectiva gracias a bolsas de deporte y maletas de viaje

De mano, con ruedas, que se puedan colgar a la espalda… Todo dependerá del trayecto y el equipo a transportar. La idea es ahorrarse esfuerzos innecesarios antes del entrenamiento o la competición.