Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Cuadros de Gravel y Ciclocross - Héroes de los Senderos

Los cuadros de gravel y ciclocross son estructuras robustas pensadas para disfrutar al máximo de estas dos disciplinas. Formados por tubos que pueden ser de acero, aluminio y carbono, representan a un ciclismo de montaña exigente y con muy buena relación con la aventura. Si lo tuyo es competir o pasear por caminos de tierra, los cuadros de gravel son el primer paso a la hora de construir una bicicleta de montaña competitiva, cómoda y adaptada para todo tipo de atractivos extras que hagan más llevaderas desde las salidas de unas horas a las largas rutas de bikepacking. Leer más

Características de los cuadros de gravel

Para entender el diseño de los cuadros de gravel hay que prestar atención a los requerimientos de esta disciplina con tantos adeptos. En sí, el cuadro de estas bicis de montaña es similar al cuadro de las bicicletas de carretera de gran fondo y, hasta cierto punto, también están emparentados con los cuadros de triatlón. Se delatan por su geometría, el manillar curvado y detalles que garantizan su alto rendimiento tanto en asfalto como fuera de él.

Las rutas más frecuentadas por los ciclistas de gravel son los caminos y carreteras de tierra, así como las pistas de grava y arena. La fuerte orientación de estas bicicletas a la aventura explican los numerosos soportes de sus tubos. En ellos podrás colocar tu equipaje; un amplio rango de bolsas, alforjas y portabidones de todo tipo.

Los tubos del cuadro de gravel son robustos, resistentes y, en algunos casos, de doble espesor. Las mejores marcas son conscientes de la fortaleza que una bici debe mostrar en marchas largas. Igualmente, el cuadro está adaptado para admitir distintos sistemas de frenado y horquillas.

Características de los cuadros de ciclocross

Los cuadros de ciclocross se diferencian de los cuadros de gravel en detalles cruciales. Conservan las formas de un cuadro de bicicleta de carretera, si bien se llevan a otro nivel: el nivel de la competición. 

Al contar con un paso de rueda diferente, utilizan cubiertas gruesas. La geometría del cuadro debe reflejar esta llamativa distancia, un manillar dropbar y, a ser posible, albergar por el interior de la tubería el cableado de los frenos.

Uno de los aspectos importantes de los cuadros de ciclocross es la ubicación y el tamaño del tubo superior, no tan alto como en otras bicis y mucho más corto. El motivo: en según qué circunstancias tendrás que cargar tu bici al hombro y, de este modo, este ejercicio será más llevadero. Otro motivo es la estabilidad de la conducción y la facilidad que presenta para circular por senderos irregulares. Estas peculiaridades culminan en un eje de centro ligeramente más alto que te ayudará a encarar con confianza la mayoría de obstáculos. 

Materiales de las bicis de gravel y ciclocross

Aunque sean dos estilos de bici con importantes diferencias de uso (recreativo o competición), en ambos casos nos interesa que la bicicleta pese poco. A diferencia de los cuadros de bicicleta de montaña y los cuadros para bicis de carretera, donde la elección más habitual está entre el aluminio y la fibra de carbono, en estas disciplinas la decisión se complica, sumando el acero y el titanio.

Como te puedes imaginar, la elección del material altera el precio del cuadro. Algunos de ellos están reservados a bicicletas de gama alta, aunque en el caso del ciclocross, hablar de “gama alta” no tiene mucho sentido ya que, al ser un ciclismo de competición, casi todos los modelos responden a altísimos niveles de exigencia. 

Por su parte, los mejores cuadros de gravel se eligen dependiendo de tu presupuesto y necesidades. El gravel es una disciplina recreativa y, por lo tanto, impera la comodidad. Atiende a las ventajas de cada material y decide cuál te será más rentable.

Cuadros de acero

El acero es un material clásico en el diseño de bicicletas y, en la actualidad, suele relegarse a bicicletas infantiles y recreativas por su llamativa comodidad. Su alta densidad le vuelve idóneo ante los obstáculos del camino, ya que es capaz de absorber buena parte de los impactos. En sí, es un material duradero que te irá de perlas en una bici sin suspensión, pero cuidado, es un material pesado y todo lo que ganes en comodidad puedes perderlo en velocidad.

El acero es un caballo ganador entre los cuadros de trekking y de gravel gracias a su estabilidad y comodidad.

Cuadros de aluminio

Los cuadros de gravel y ciclocross construidos en aluminio son ligeros y presentan una excelente relación calidad precio. Es el producto estrella de la mayoría de marcas, así que encontrarás cuadros de aluminio entre tus fabricantes favoritos. Su pega más llamativa es que, aun siendo resistente, no lo es tanto como el acero; en caso de accidente, tiende a doblarse, lo que hace difícil cualquier reparación posterior. Algunos expertos afirman que vibra mucho y que su capacidad para absorber los impactos no está a la altura de otros materiales.

Los cuadros de aluminio son más populares entre los ciclistas de gravel, rindiendo especialmente bien en salidas cortas, técnicas, a medio camino del paseo recreativo y la competición exigente.

Cuadros de carbono

Los cuadros de carbono desafían a los cuadros de aluminio llevando sus propiedades a cotas superiores. La relación entre resistencia y peso cambia, ya que se reduce notablemente, de ahí que sea idóneo para disciplinas en las que impera la velocidad. Por contra, resisten peor la tensión y los daños, por lo que un buen golpe podría llevarlos directamente al taller. En cualquier caso, el mayor inconveniente es su precio, con cifras que duplican e incluso triplican el precio de otros cuadros de bicicleta.

Su uso en gravel es más competitivo. Sin ser tan cómodo como el acero, ofrece más velocidad y exige más cardio. 

Cuadros de titanio

Los cuadros de titanio son una auténtica delicatessen para las bicicletas. Sin duda, son los más caros del mercado como inversión inicial, pero si tenemos en cuenta su altísima durabilidad y resistencia, a la larga salen a cuenta.