Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Elegir las Mejores Cubiertas MTB de 29”

Las cubiertas MTB de 29” se han convertido en las favoritas de muchos ciclistas, en especial, entre los usuarios de disciplinas como el XC o el enduro, aunque su robustez y agarre están convenciendo a otros profesionales y entusiastas del ciclismo de montaña. A la hora de elegirlas, son varios los factores que deciden la compra, como el terreno que recorrerán, el grado de agarre que requiere esa superficie, el peso que la cubierta añade a la bici y su resistencia general a los obstáculos y las agresiones del camino. Una vez domines estos factores, nada te impedirá sacarle el máximo provecho. Leer más

Cómo son las cubiertas MTB de 29”

Las cubiertas de mountain bike de 29” es un estándar de corta vida, con tan solo unas décadas en los circuitos. La tradicional cubierta de 26” les hizo un hueco y, desde entonces, no han hecho otra cosa más que ganar terreno, sobre todo, frente a modelos con menos uso como todas aquellas cubiertas de hasta 24 pulgadas que incluyen las bicis de gama baja o con una intención claramente vintage.

Puede decirse que este tipo de cubiertas de MTB responden a las necesidades de los usuarios, a la propia evolución de las diferentes disciplinas de montaña, donde la técnica es cada vez más depurada y los caminos más exigentes. Las cubiertas de 29” se diseñan para rendir con eficacia en cualquier terreno, como tierra, hierba, arena, etc., sin que importen las condiciones climatológicas. La adherencia es fundamental, al igual que ocurre con las cubiertas de MTB de 27,5, conocidas por su maniobrabilidad.

Otro factor clave en el éxito de las cubiertas de 29 es la comodidad, pues al ser más robustas, han atraído a riders más altos y ofrecido una respuesta igual de atractiva al ciclista medio que busca, ante todo, el confort.

Que la conducción sea más confortable también beneficia al tiempo que pasas sobre la bici. Estas cubiertas son idóneas para trayectos largos.

El tercer factor a resaltar es el rendimiento, ya que con estos neumáticos de bicicleta gestionan mejor la potencia de pedalada y la inercia de la bici, en especial, en tramos rápidos.

Tipos de cubiertas MTB

Que las cubiertas MTB de 29” sean un estándar querido y reconocido por el mundo del ciclismo de montaña no quiere decir que todos estos neumáticos sean iguales. Cada marca presenta unas especificaciones propias que varían enormemente la experiencia de conducción.

Entender el taqueado de la cubierta es importante para sacarle el máximo rendimiento. El perfil de estos cambia la conducción, destacando tres combinaciones:

  • Taco grande, separado y alto.
  • Taco pequeño, separado, direccional y de altura media.
  • Taco pequeño, junto, direccional y bajo.

El taco grande, separado y alto suele encontrarse en las bicis de enduro, con ruedas MTB de ancho notable. El agarre (grip) es superior a velocidades altas, sobre todo, en los terrenos pedregosos que acostumbramos a ver en los circuitos de enduro. Si la disciplina lo requiere, puedes recurrir a este tipo de cubiertas en la rueda delantera y la trasera.

Lo habitual, en cualquier caso, es que el taqueado grande y espaciado se concentre en la rueda delantera, pues esta garantiza el agarre en terrenos embarrados. Con este diseño evitas que el barro se enquiste en las ruedas y, al ser altos, no se hundan demasiado en los charcos.

El taco pequeño, espaciado, de altura media y direccional es una configuración bisagra que trabaja bien evacuando el barro. Al ser direccional, es decir, que se desplaza sutilmente en el sentido de la rodada, la fricción con la superficie es menor. Este taqueado beneficia a la velocidad y compensa la estabilidad en curvas con su altura media. 

Las cubiertas de taco pequeño y junto, direccionales y de baja altura se pueden considerar una “rueda rápida”. Son idóneas para ganar segundos al cronómetro y obtener velocidades superiores. El precio a pagar es su poca efectividad en terrenos embarrados, menos capacidad para evacuar el barro, así que podemos perder tracción con facilidad y complicar enormemente la conducción. Este tipo de neumáticos se instalan, preferiblemente, en la rueda trasera, aunque no existen limitaciones a su uso en la delantera. Es cuestión de gustos y estrategias sobre la bici, ya que en temas de velocidad quizá te interesa más renunciar a una cubierta de 29” en beneficio de las cubiertas de 28", interesantes también en rodada rápida.

Más allá del taqueado, las cubiertas MTB de 29” pueden presentar otras características, como un peso muy, pero que muy ligero que favorece la práctica de disciplinas como el XC.

Para los riders que quieren incrementar el agarre, algunos fabricantes ofrecen neumáticos de 29” más anchos de lo habitual. Suelen demandarse entre los pilotos de enduro y downhill que buscan seguridad sin sacrificar la técnica.

La máxima expresión de esta anchura extra son las cubiertas 29 plus. Aunque pegaron con fuerza hace unos años, su uso se ha convertido en una delicatessen entre los aficionados a las fatbikes. De balón voluminoso, la rodada requiere menos presión y, en general, confort y agarre se ven beneficiados.

Y al hablar de presión, recuerda que las cubiertas para MTB de 29 pulgadas también se rigen por los tres tipos de montaje más populares del mercado: el tubeless, el tubeless ready y la cámara de aire tradicional.

Recuerda que el sistema tubeless es aquel que prescinde de la cámara de aire, está orientado al agarre y la estabilidad. El peso se reduce, aunque también la resistencia a los pinchazos, que pueden solventarse añadiendo a la cubierta un líquido antipinchazos. En cuanto a las cubiertas de 29” tubeless ready, son el paso intermedio entre las cubiertas tubeless y las cubiertas tradicionales con cámara de aire. Son ligeras, estancas y bastante resistentes por los flancos. Finalmente, las cubiertas tradicionales no pasan de moda, sobre todo, entre los defensores acérrimos de las cámaras de aire, un accesorio del que te tendrás que preocupar más de lo que te gustaría y que ofrece una conducción, según gustos, más confortable que el resto de sistemas.