El derecho a desistimiento es ampliado hasta el 31.01.2023 para todos los artículos pedidos hasta el 25.12.2022.

Devolución gratuita
Más de 800 marcas
Envío gratuito a partir de 100 €6

Ruedas de Bicicleta de Carretera: Máxima Velocidad y Agarre en Ruta

Ha llegado el día de sustituir las ruedas de tu bicicleta de carretera por unas nuevas. La elección parece sencilla, pero no lo es tanto, ya que, desde que comenzaste a usar las anteriores, muchas cosas han cambiado. Has desarrollado un estilo de conducción y también has mejorado tu técnica; en resumen: te has vuelto mejor y más ambicioso. Por ello, seleccionar las nuevas ruedas debe convertirse en un ejercicio concienzudo en el que ningún detalle puede quedarse al margen. Leer más

Cómo son las ruedas de bicicleta de carretera

Las ruedas de bicicleta de carretera, a diferencia de otras ruedas, como las ruedas MTB, están orientadas a la velocidad, a reducir el peso lo máximo posible y ganar segundos en cualquier circunstancia. Dependiendo de tu elección, estas varían su peso, el número de radios disponibles y la anchura de la cubierta.

Estas decisiones influyen, entre otros factores, al agarre, a la resistencia y a la respuesta que otros componentes de la bici tendrán en la ruta.

Partes de una rueda de bicicleta de carretera

Los Radios

Los radios (o rayos) son esas varas rígidas y delgadas que unen la llanta con el buje. Se fabrican en materiales metálicos y fibras sintéticas, obteniendo diferentes niveles de resistencia a la tensión. El radio de bicicleta suele torsionarse y traccionarse en cada salida. De no soportar la tensión, acaban por doblarse o quebrarse por completo.

La cubierta o el neumático

La llanta es la cubierta de la rueda de la bici. Ofrece, principalmente, protección, pero también usabilidad, ya que su forma facilita el agarre en distintos terrenos y supone una mayor o menor resistencia ante los obstáculos. Todo depende de las necesidades de tu conducción.

La llanta

La llanta es la estructura de la rueda. Al igual que otras partes que dependen de ella, su diseño influye en la conducción. Factores como el peso y la anchura también son relevantes, ya que aprovechan al máximo nuestra potencia de pedaleo.

El buje

El buje de la bicicleta es un conjunto de piezas ubicadas en el centro de la rueda. Es el eje alrededor del cual giran el resto de elementos, como los radios. Sin ellos, la rueda no gira. Según su diseño, pueden ser compactos o compuestos por cojinetes o rodamientos.

Consejos para escoger una rueda de bicicleta de carretera

Parecen pequeños detalles pero su correcta elección determinará el rendimiento de la rueda de bicicleta de carretera:

Medidas de la rueda

Antes de escoger el tamaño de las ruedas de bicicleta de carretera, presta atención a las formas de la bici en sí. Atiende al diseño del cuadro y de la horquilla y, si caben sin roces, adelante, habrás acertado. Pero hay más, ya que las cubiertas también tienen algo que decir. En conclusión, la medida estándar de un neumático de carretera es de 700 mm de diámetro y 23 mm de ancho. A partir de ahí, estas cifras pueden variar sutilmente, siempre en vistas de un mejor rendimiento o comodidad.

Materiales de la rueda

Aunque las marcas experimentan con todo tipo de materiales, nos encontramos dos grandes tendencias en la fabricación de ruedas de bicicleta de carretera. Por un lado, tenemos el aluminio, que es un material económico y bastante resistente. Viene de sustituir al acero, material que fue empleado con regularidad en el pasado.

Las ruedas de aluminio se encuentran en las bicis de gama baja, en todo el espectro amateur, aunque algunos modelos profesionales también lo usan, si bien la tendencia es emplear carbono.

El carbono es la elección más profesional posible, ya que implica, por la misma resistencia, una reducción considerable de peso. Gracias a las ruedas de bicicleta de carbono ganamos en aceleración y la rodadura es más eficaz y segura.

Frenos recomendados

Las ruedas de bicicleta de carretera admiten un amplio rango de frenos, si bien el modelo más común es el caliper, un tipo de freno que se instala en la sección central y que, al emplearlo, pinza la llanta. Este movimiento es simétrico, actúa sobre ambos lados de la llanta, y según su intensidad, proporciona una experiencia distinta de frenado.

Los frenos V-Brake se ven menos en el ciclismo de carretera. Como mucho, se ha ido introduciendo en las modalidades urbanas y de turismo. Su diseño evidencia un fuerte interés en el ciclismo de montaña.

Los frenos de disco son la actual competencia de los caliper en lo que a carretera se refiere, ya que su introducción, si bien ha sido reciente, cada día cobra más importancia entre la población ciclista. La principal ventaja, su excelente respuesta en terreno mojado.

Perfil de la rueda

En sí, las ruedas de perfil son una categoría en sí misma que viene determinada por la relación entre la altura de la superficie de la llanta y el espacio destinado al frenado.
Según esta distancia, encontramos tres tipos de perfil. El más bajo de ellos es el estándar, las ruedas convencionales de carretera. El perfil ronda los 20-30 mm. Acostumbran a ser económicas.

El perfil de rueda medio oscila entre los 30-40 mm. Destacan por su aerodinámica, superior al perfil bajo. Poco a poco se están imponiendo como estándar, en especial, entre aquellos aficionados que se interesan por bicis y componentes profesionales.

El perfil de rueda alto supera los 40 mm. Digamos que es el último paso antes de saltar a las ruedas lenticulares propias de modalidades en las que prima la velocidad. Son aerodinámicas en extremo, la mejoran espectacularmente rodando en llano.

Ancho de la llanta

La anchura de la llanta de una bicicleta de carretera ha mejorado en las últimas décadas. En sus comienzos, montaban cubiertas de ancho estrecho. Rodaban los 19-23 mm. Estas medidas favorecían la rodadura, ejercían menos resistencia, además de reducir el peso global de la rueda.

Con el tiempo y el desarrollo de tecnologías más eficaces, al aerodinamismo se ha sumado un fuerte interés por el agarre. La forma de obtenerlo es por medio del ancho de la cubierta de carretera, aumentándolo de 25 a 28 mm.

En general, el estándar se encuentra en los 23 mm, pero visto los buenos resultados que dan los anchos superiores, aficionados y profesionales se vuelcan cada vez más en medidas superiores.